Síntomas y tratamiento de las varices durante el embarazo.

Esperar un bebé es sin duda un momento maravilloso en la vida de cualquier representante del buen sexo. Pero a menudo está plagado de diversas ansiedades y complicaciones. Uno de ellos son las varices durante el embarazo. El crecimiento del feto ejerce mucha tensión en las piernas de la mujer, los vasos a veces no se elevan y se produce esta desagradable dolencia. No solo estropea la apariencia estética, sino que puede ser bastante peligroso para la salud e incluso para la vida. Lea más sobre esto en el artículo.

Las principales causas de patología

Las venas varicosas en mujeres embarazadas son bastante comunes; una de cada tres mujeres se ve afectada.

Hay varias razones para la aparición de venas varicosas durante el embarazo:

  1. Cambios en la composición de la sangre, aumenta el fibrinógeno durante el embarazo. Es "responsable" de la viscosidad de la sangre. Esto significa que la sangre se vuelve más densa, es más difícil moverse a través de los vasos y se interrumpe el flujo sanguíneo normal. Por lo tanto, las venas no se mantienen ni se expanden. Además, con un aumento de fibrinógeno, aumenta la probabilidad de que se formen coágulos de sangre.
  2. El crecimiento de progesterona en la sangre es un factor desfavorable para los vasos sanguíneos. El hecho es que esta hormona reduce el tono del útero, protegiendo al cuerpo de abortos espontáneos y partos prematuros. Y junto con esto, el tono vascular disminuye.
  3. El volumen de sangre casi se duplica durante el embarazo, este aumento lleva al hecho de que los vasos no pueden hacer frente al volumen de sangre inusual y se deforman.
  4. Como se mencionó anteriormente, el crecimiento fetal crea más presión sobre los vasos.

Además, una mujer puede tener factores adversos indirectos para el desarrollo de venas varicosas durante el embarazo:

  • factor hereditario;
  • aumento de peso rápido;
  • presencia insuficiente de fibra y vitaminas en la dieta de las mujeres embarazadas;
  • baja movilidad.

Si una madre sufrió de venas varicosas durante el embarazo en sus piernas, es probable que su hija tenga este problema.

Síntomas de las venas varicosas durante el embarazo

causas de las venas varicosas durante el embarazo

Al inicio de la enfermedad, es posible que una mujer no experimente ningún síntoma. Luego aparecen venas y celosías. Pero pocas personas les prestan atención. Pero cuando aparece la hinchazón de las piernas por la noche, así como los calambres nocturnos, muchos ya están alarmados.

Luego, las venas se vuelven visibles a simple vista, "salen" en la superficie de la piel de las piernas. Esto no solo estropea la apariencia, sino que también genera preocupaciones. Después de todo, ¡podría ser incluso peor! De hecho, se pueden formar coágulos de sangre en las venas dilatadas y esto ya amenaza la vida de la mujer y del feto.

Es imposible curar completamente las venas varicosas durante el embarazo, puede deshacerse de la patología solo después del parto.

Además, con venas varicosas en las piernas durante el embarazo, perturbar:

  • pesadez en las piernas;
  • problemático al caminar (a veces las piernas se hinchan tanto que se vuelve difícil caminar);
  • dolores tirantes en las piernas.

Por supuesto, muchas mujeres embarazadas sueñan con deshacerse de estos síntomas. Para ello, debe comunicarse con un flebólogo o cirujano, quien le dirá qué hacer.

Especies más comunes

No solo hay venas varicosas en las piernas durante el embarazo.

También hay venas varicosas:

  • vulva;
  • labios;
  • recto (mejor conocido como hemorroides).

Las venas varicosas más comunes entre las mujeres embarazadas son las extremidades inferiores y las hemorroides. Esto último trae muchos problemas a la mujer: dolor al defecar y sangre en las heces. Si no comienza el tratamiento de las venas varicosas al principio del embarazo, puede haber problemas importantes, como: hemorragia venosaPara evitar que esto suceda, debe comunicarse con un médico a tiempo. Le dirá cómo tratar las varices durante el embarazo.

Tratamiento eficaz

Actualmente, existen muchos remedios para las venas varicosas para mujeres embarazadas. Pero es muy peligroso recetarlos usted mismo. Porque muchos de los fármacos tienen contraindicaciones graves. El médico prescribirá un tratamiento adecuado que no dañará ni a la madre ni al bebé.

El tratamiento de las varices en mujeres embarazadas suele consistir en medicamentos que se toman por vía oral y ungüentos para uso externo. Pero tenga cuidado: algunos de ellos no se pueden utilizar en el primer trimestre.

También puede utilizar recetas de medicina tradicional en el tratamiento de las varices en mujeres embarazadas. Pero primero debe consultar a su médico, porque muchas de estas recetas pueden ser perjudiciales para la vida del bebé.

Métodos populares de lucha

Aquí hay algunas recetas de medicina tradicional útiles para mujeres embarazadas:

  1. Vinagre de sidra de manzana.Pueden frotarse las zonas de las piernas afectadas por las varices, o pueden tomarse por vía oral, pero solo en una dosis especial. No debes agregar más de una cucharadita de vinagre a un vaso de agua y beberlo una vez al día. Dentro de un mes de dicho tratamiento, aparecerán cambios positivos.
  2. Castaño de indias.Esta planta siempre ocupa el primer lugar entre los tratamientos para las venas varicosas. Porque refuerza perfectamente la pared vascular, alivia la hinchazón, alivia los calambres y la pesadez en las piernas. De acuerdo con el médico, puede frotar las venas con tintura de castaño de indias y beberlo en su interior. Debe tomar la tintura dos veces al día, una cierta cantidad de gotas, que serán recetadas por el médico. Después de diez días, debe tomar un descanso. Entonces la recepción se puede repetir.
  3. Tomates verdes.Es necesario cortar el tomate por la mitad a lo largo y luego pegarlo a las piernas doloridas. Es necesario aguantar hasta que aparezca una sensación de ardor. Algunos se los atan a las piernas toda la noche, se los lavan por la mañana con agua fría.
  4. tintura de Kalanchoese puede usar para frotar los pies, esto debe hacerse todos los días durante tres meses.
  5. Patatas.Es necesario rallar unas patatas crudas en un rallador grueso, poner las papillas en el paño y hacer una compresa. Vende bien, retira después de 4 horas.
  6. Absenta.Triturar las flores de ajenjo hasta que estén suaves, diluirlas con leche y aplicarlas en las patas. Ate bien, retire la compresa después de 2 horas.

Gimnasia correctiva

La gimnasia médica también ayuda con las venas varicosas. Existen varios ejercicios para mujeres embarazadas que pueden reducir la aparición de esta enfermedad.

Aquí hay algunos:

  1. Siéntese en una silla, haga movimientos circulares de los pies con cada pierna por turno. Repite 10 veces.
  2. Acostado de espaldas, levante las piernas con cuidado y realice movimientos que imiten el ciclismo.
  3. Ponte de puntillas y rueda sobre tus talones. Repite 10 veces.
  4. Camine en su lugar sin levantar los calcetines del piso durante 2 minutos.

Bajar las escaleras es muy útil. También es importante caminar mucho al aire libre: caminar normaliza el flujo sanguíneo. Después del esfuerzo, debe acostarse boca arriba con las piernas levantadas 20 grados.

Conceptos básicos de prevención

Una buena prevención y tratamiento de las varices es el uso de medias de compresión. El médico tratante lo ayudará a elegir la apariencia y la compresión.

métodos para tratar las venas varicosas durante el embarazo

Hay varios tipos de calcetines de compresión en total:

  • medias;
  • calcetines;
  • hasta la rodilla;
  • vendas elásticas.

Las mallas contra las varices para mujeres embarazadas se utilizan para las varices repartidas en grandes áreas de las piernas, desde los pies hasta los muslos. Para las venas varicosas pequeñas en la zona hasta las rodillas, se utilizan medias hasta la rodilla. Los vendajes elásticos, que se fijan en los pies y luego se vendan hasta el muslo, también ayudan al éxito.

El principal tratamiento para las varices durante el embarazo es prevenir la trombosis y asegurar una buena circulación sanguínea.

Las prendas de punto deben usarse por la mañana, preferiblemente sin levantarse de la cama. Antes de eso, puedes aplicar una crema curativa. Luego es necesario acostarse durante otros diez minutos para normalizar la circulación sanguínea. Puedes llevarlo todo el día quitándoselo antes de acostarte.

Una mujer, después de un embarazo, debe tomar las siguientes medidas para prevenir las venas varicosas:

  1. Duerma sobre el lado izquierdo por la noche. Esto tiene un efecto beneficioso sobre el feto y los vasos de la madre.
  2. Camine más al aire libre. Al moverse, la pared vascular se fortalece, la sangre se satura de oxígeno y la composición de la sangre mejora. Caminar evita que se formen coágulos de sangre.
  3. Para normalizar la nutrición, la dieta de una mujer embarazada debe contener todos los minerales y vitaminas necesarios. También puede tomar complejos vitamínicos.
  4. Haga ejercicios especiales para mujeres embarazadas.
  5. Evite las posiciones largas sentadas y de pie.
  6. Asegúrese de que el peso de la mujer embarazada no se agregue muy rápidamente.
  7. Use zapatos cómodos con tacones bajos.
  8. Se debe usar un vendaje especial para sostener el abdomen.
  9. No fume ni beba alcohol bajo ninguna circunstancia.
  10. Es útil que las mujeres embarazadas visiten la piscina.
  11. La ducha de contraste fortalece muy bien los vasos sanguíneos. Solo debe tomarse por la mañana. Los baños calientes, los baños y las saunas están prohibidos durante el embarazo.
  12. Descanse más con las piernas levantadas.

Y asegúrese de seguir las recomendaciones del médico; de lo contrario, no se pueden evitar las desagradables consecuencias de las varices.

Consecuencias del desarrollo de la enfermedad

Si no trata las venas varicosas, es posible que se produzcan complicaciones bastante graves. Algunos de ellos incluso amenazan la vida de la madre y el bebé.

Estas son algunas de las complicaciones de las venas varicosas durante el embarazo:

  1. Trombosis. Se pueden formar coágulos de sangre en las venas dilatadas. A veces se desprenden y se mueven a través de los vasos, lo que es muy peligroso.
  2. Embolia pulmonar. Esta es una afección grave y potencialmente mortal en la que un coágulo de sangre viaja a los pulmones y obstruye la circulación sanguínea y el suministro de oxígeno. No hay síntomas preliminares, lo que dificulta el diagnóstico de la enfermedad.
  3. Tromboflebitis. Un coágulo de sangre en un vaso causa inflamación. En este caso, el enrojecimiento y la hinchazón de la extremidad son visibles. De los síntomas, se trata de dolor intenso y picazón en un lugar determinado.
  4. Úlcera trófica. Con las venas varicosas y la diabetes mellitus, se produce tal complicación. En este caso, no solo se inflama la piel, sino también los huesos y tendones. El proceso se desarrolla durante mucho tiempo, se le unen varias infecciones.

Por eso, para evitar complicaciones tan terribles, es necesario detectar la enfermedad a tiempo y comenzar el tratamiento. Es importante seguir todas las prescripciones del médico tratante.

07.10.2020